Hacer todos tus mandados en un solo lugar nunca había sido tan fácil, en Plaza Real Alajuela podés combinar la conveniencia y el entretenimiento. Al terminar todas tus vueltas, solo te sentás a disfrutar de una taza de café.